@barrosmarceloj Twitter facebook.com Facebook
WWW.MARCELOBARROS.COM.AR

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Acerca de la desidealización del pase | Marcelo Barros | Psicoanalista
CLÍNICA
Acerca de la desidealización del pase
por Marcelo Barros
M. Thatcher, "La dama de hierro".Jorge Luis Borges

No recuerdo haber llegado a idealizarlo. Entonces, tampoco me llegó el desencanto. En lo personal, aún cuando no creyera en el pase no podría prescindir de él. La increencia no impide la transferencia con el pase. No es lo mismo creer en, que ser causado por. Si bien esto último no es, todavía, servirse de. Aunque la transferencia y el amor objetal ya implican un uso. Idealización y desencanto hablan de la dificultad para el uso. Tras las vertientes de la subjetivación y de la destitución[1], la cuestión presenta la vertiente del uso o aplicación. Se ha caracterizado el pase como la aplicación del psicoanálisis al propio caso[2]. Eso convierte al pasante en un clínico, y lo devuelve a su posición analizante[3]. Vuelve a pensar, a trabajar. En La escritura del Dios, Borges muestra un apólogo invertido del pase. Un prisionero llega al saber absoluto, y como efecto de esa revelación se desentiende de su particularidad, de la cosa que él es, y halla indiferente permanecer o salir de su prisión. Encuentra la calma, y, lógicamente, no hace nada con ella[4]. ¿Por qué hacer algo con el “tú eres eso”? Por qué de-mostrarlo. El apólogo de los tres prisioneros nos advierte que la salvación no es algo individual[5]. Lacan dijo que no podría haber felicidad de uno sin la felicidad de todos[6]. No pienso que esta idea esté reducida a la de la reabsorción de lo particular en lo universal. No importa si el pase es una ficción. La cuestión es que tenga volumen, que no sea un chato objeto de adoración[7]. No debe solamente anudar un real, sino anudarlo felizmente, como en el chiste. Es decir, para otros. Se piensa esto en dos tiempos. El de la experiencia y el de su teorización. Hay una conclusión, y un hacer con la conclusión. El pase implica que lo segundo sea una condición necesaria de lo primero. La cura analítica como un recorrido que va de la creencia al uso. ¿Usar qué? ¿Al padre, al analista? En última instancia, la cuestión es si hay un uso posible de lo que Shakespeare llamó the thing I am. ¿Es posible saber hacer con la cosa que soy? No se trataría de no esperar ya nada más, sino de no esperar ya que el Otro haga algo con uno. Como Freud dijo, la cuestión del final del análisis es eminentemente práctica(8).

 

Notas

  1. Miller, J-A. “Donc, je suis Ça”, La cause freudienne, Révue de psychanalyse, La passe : fait ou fiction ?
  2. Pertinences de la Psychanalyse Appliqée, Travaux de l’École de la Cause Freudienne réunis par l’Association du Champ Freudien.
  3. Schejtman, F., ¿Dónde encontrar al clínico ?
  4. Borges J.L., “La escritura del dios”, El Aleph, Obras completas.
  5. Miller, J-A., Los usos del lapso
  6. Lacan, J. Seminario VII
  7. Lacan, J, Seminario XXI
  8. Freud, S., Análisis terminable e interminable
Marcelo Barros | Psicoanalista